Diseño, fabricación y distribución de equipos psicotécnicos computerizados para conductores y principal proveedora de productos relacionados con la oftalmología, medicina general y psicología
 
¡Síguenos en Facebook! ¡Síguenos en Twitter! ¡Síguenos en Pinterest! ¡Síguenos en Youtube! ¡Síguenos en Google+!
 
Búsqueda
(Mínimo 3 caracteres)

General ASDE SA
C/ Albocácer, 25
46020 Valencia, España
Teléfono: 963 391 780
Fax: 963 624 849
 
 
Ir a inicio Inicio > Noticias General ASDE > Consejos sanitarios: alergia y conducción

Consejos sanitarios: alergia y conducción

¿Qué efectos pueden tener los antihistamínicos al volante?

01/06/2015

ÚLTIMAS NOTICIAS

Francisco Tortosa en RECOSEVIAL XI

Programa oficial de Recosevial XI

Luis Montoro González en RECOSEVIAL XI

Recosevial XI Congreso Nacional de Centros de Reconocimiento para la Seguridad Vial

Apnea del sueño y conducción de vehículos

Un 33% de la población española padece algún tipo de alergia  según la Sociedad Española  de Inmunología Clínica (SEIAC). En esta ocasión, nos centraremos en el caso de las alergias al polen y sus consecuencias en la conducción. La causa más importante de alergia al polen o polinosis son las gramíneas de crecimiento espontaneo y las típicas 'malas hierbas' que crecen en el borde de las carreteras, además de los campos de cultivo, descampados y praderas. Estas dolencias son más frecuentes en las estaciones de primavera y verano ya que las concentraciones atmosféricas de polen aumentan con el incremento de la temperatura y disminuyen con la lluvia o el frio. Muchos  factores pueden incrementar la exposición individual a los pólenes (AUTOMÓVIL) o a sus antígenos (cortar el césped).

Calendario Policlínico de España

Los síntomas más habituales de la alergia son la irritación conjuntival (ojos enrojecidos), el prurito nasal asociado al prurito faríngeo y auditivo (picor de ojos y vías aéreas), rinorrea acuosa (goteo nasal), estornudos y, a veces, tos. La respuesta nasal como bronquial va disminuyendo a lo largo de la estación. Debemos tener en cuenta que las alergias suponen un riesgo para la conducción debido a los propios síntomas y a los efectos de la medicación.

Los fármacos utilizados para el tratamiento sintomático de la alergia son los antihistamínicos y se clasifican en los de 1ª y 2ª generación. Los de 1ª generación poseen efectos sedantes ya que atraviesan la barrera hematoencefálica y deprimen el sistema nervioso central (SNC), mientras que los de 2ª generación prácticamente están desprovistos de estos efectos.                                                   

RECOMENDACIONES A TENER EN CUENTA ANTES DE CONDUCIR

OJO cuando veamos este símbolo en el envase de los medicamentos

Medicamentos y Conducción

TIENEN EFECTO SOBRE LA CAPACIDAD DE CONDUCCION

Pequeño listado de antihistamínicos de uso habitual

 

PRODUCE SOMNOLENCIA

NO PRODUCE SOMNOLENCIA

 

PRINCIPIO ACTIVO, MARCA COMERCIAL

CLEMASTINA (Tavegil®)

CETIRIZINA (Alersin®)

DIMENHIDRINATO (Biodramina®)

BLASTINA (Ibis®)

DEXCLORFENIRAMINA (Polaramine®)

DESLORATIDINA (Azomyr®, Aerius®)

MEPIRAMINA (Fluidasa®)

EBASTINA (Ebastel®)

ALIMEMAZINA (Variagil®)

FEXOFENADINA (Telfast®)

MEQUITAZINA (Microl®),

LORATADINA (loratidina ratiopharm EFG)

PROMETAZINA (Frinova®).

TERFENADINA (Ternadin®)

CIPROHEPTADINA (Periactin®)

 

RUPATADINA (Alergoliber®,Rupafin®)

 

Con una planificación adecuada, es posible controlar la alergia al polen:

Hay que conocer los factores que provocan la alergia para tratar de evitarlos y así poder reducir los síntomas. El conductor debe conocer la planta y la época de presencia en el aire del polen que le causa la alergia. Se pueden prevenir los síntomas una vez se conozcan los niveles de polen actualizados vía la página web www.polenes.com

Se desaconseja la conducción con los antihistamínicos de 1ª generación, estos se pueden sustituir con los de nueva generación. El alcohol y los psicótropos POTENCIAN los efectos adversos de los antihistamínicos. Pregunte a su médico si puede retrasar la toma del antihistamínico si va a conducir, o si puede  dividir la dosis. NO se automedique nunca, pida consejo a su médico. Una alternativa eficaz a los antihistamínicos orales son los corticoides por vía tópica. Estos controlan muy bien los síntomas y apenas tienen efectos segundarios.

En su vehículo mantenga las ventanillas del coche cerradas. Piense en  llevar filtro para pólenes en el aire acondicionado y procure que estén en buen estado. Se recomienda el uso gafas de sol para proteger los ojos. Evite las salidas al atardecer o el amanecer ya que es cuando el nivel de polinización está más  elevado. Pida a sus acompañantes que no fumen, ni utilicen sprays o perfume. Reducir las salidas al campo en época de elevada polinización, sobre todo de las gramíneas. En caso de ser posible se aconseja desplazarse a localidades costeras, ya que el mar tiene un efecto atemperante sobre las concentraciones polínicas. Evitar cortar el césped o tumbarse sobre él. Utilizar la aspiradora en vez de la escoba. Debe de dormir con la ventana cerrada. Estas precauciones deben extremarse en los días de fuerte viento, pues favorece la liberación del polen así como la resuspensión del que, liberado en jornadas anteriores, permanecía depositado sobre las distintas superficies.