Diseño, fabricación y distribución de equipos psicotécnicos computerizados para conductores y principal proveedora de productos relacionados con la oftalmología, medicina general y psicología
 
¡Síguenos en Facebook! ¡Síguenos en Twitter! ¡Síguenos en Pinterest! ¡Síguenos en Youtube! ¡Síguenos en Google+!
 
Búsqueda
(Mínimo 3 caracteres)

General ASDE SA
C/ Albocácer, 25
46020 Valencia, España
Teléfono: 963 391 780
Fax: 963 624 849
 
 
Ir a inicio Inicio > Noticias General ASDE > Entrevistamos al Catedrático en Psicología, Francisco Tortosa

Entrevistamos al Catedrático en Psicología, Francisco Tortosa

Los usos de la psicología forense en los Centros de Reconocimiento Médico

03/03/2014

ÚLTIMAS NOTICIAS

Francisco Tortosa en RECOSEVIAL XI

Programa oficial de Recosevial XI

Luis Montoro González en RECOSEVIAL XI

Recosevial XI Congreso Nacional de Centros de Reconocimiento para la Seguridad Vial

Apnea del sueño y conducción de vehículos

Entrevistamos al Profesor Francisco Tortosa, Catedrático del Departamento de Psicología Básica de la Universitat de València, y a su vez le felicitamos por el éxito de la primera edición del Máster en Psicología Jurídica y Peritaje Forense, en la modalidad a distancia de dicha Universitat, que cerrará su plazo de matriculación el próximo viernes 7 de marzo y que ya cuenta con cerca de 100 alumnos. En relación con estos estudios de postgrado, aprovechamos para preguntar al profesor Tortosa acerca de las cuestiones jurídico-forenses y sus usos y utilidades en los Centros de Reconocimiento Médico, que tramitan las certificaciones de tráfico, armas, náutica, perros peligrosos y otros, y que, en última instancia, no dejan de ser certificados con un marcado aspecto forense.  

Francisco Tortosa.- En un sentido negativo los Centros de Reconocimiento de Conductores han ido teniendo un protagonismo cada vez mayor en las memorias anuales del Fiscal Especial de la Seguridad Vial que se ha fijado, fundamentalmente, en un aspecto que no es cuantitativamente muy relevante pero sí cualitativamente muy importante: la mala praxis dentro de los CRC debida a la no realización de las exploraciones o bien de la realización de manera inadecuada de las mismas. No podemos olvidar que en los Centros Médicos se está explorando la competencia actual de millones de personas para realizar conductas con instrumentos de alto riesgo. Un vehículo mal utilizado, un arma de fuego mal utilizada, un perro peligroso mal entrenado, o mal controlado, pueden provocar mucho daño e incluso la muerte. Por tanto, esta labor de exploración es social y vivencialmente muy importante y debe realizarse apropiadamente y con conocimientos y competencias apropiadas. Es aquí donde encajaría la óptica jurídica o forense dentro de los Centros de Reconocimiento. ¿Por qué? porque la psicología jurídica se ocupa, fundamentalmente, de ese espacio de relación entre psicología y ley, entre profesionales con conocimientos y destrezas científicamente fundamentados en ámbitos de evaluación y en ámbitos de intervención y el comportamiento de diversos actores jurídicos en el ámbito del Derecho, la Ley y la Justicia. Dentro del Máster en Psicología Jurídica y Peritaje Forense, por ejemplo, encontramos un volumen que recoge, precisamente, los aspectos que se aproximan a la Seguridad Vial desde una óptica forense, y que marca algunos de los principales campos de confluencia de la Seguridad Vial y la psicología jurídica. Es un módulo que se realiza en colaboración con un Catedrático de Derecho Penal que ofrece recursos complementarios interesantes en este campo.  

El profesor Tortosa prosigue:  el psicólogo ha de tener competencias específicas de evaluación e intervención, y al mismo tiempo ha de ser capaz de discriminar tanto la deseabilidad social que lleva, en ocasiones, a mentir, tanto en la anamnesis – la historia clínica – como la propia implementación de las pruebas, cuanto al intento de simular para no hacer explícitos problemas y deficiencias que pongan en riesgo su objetivo, la obtención de licencias o permisos, y, además, obtenerlos con el menor número de restricciones posibles y durante el mayor tiempo posible. Por todo ello, el psicólogo debe poseer conocimientos especiales que le permitan, no sólo realizar adecuadamente las tareas de exploración mediante pruebas de screening o cribado, sino ser capaz también de detectar problemas reales para realizar una evaluación más profunda, así como discriminar las simulaciones a las que muchas veces se enfrentan.

En relación a la problemática que ya hemos tratado con anterioridad en esta sección, como es el deterioro mental en los procesos de envejecimiento, Francisco Tortosa apunta que afortunadamente, la esperanza de vida crece, de hecho para 2050 se estima que un 30% de la población tendrá 65 o más años, pero en esa esperanza de vida que crece hay distintas formas de envejecer. Estarían, en los extremos, el “envejecimiento exitoso”, libre de enfermedades y tratamientos y sin declive cognitivo significativo, y el “envejecimiento patológico”, con un grave deterioro cognitivo y funcional; entre ellos el “envejecimiento normal”, mayoritario, con un cierto declive del rendimiento cognitivo junto a enfermedades asociadas a la edad y tratamientos farmacológicos en muchos casos, y, luego, el “deterioro cognitivo leve”, un cierto grado de deterioro que sin afectar, significativamente, la capacidad funcional de las personas, supera lo esperable por edad. A los psicólogos nos han de preocupar, especialmente, los niveles intermedios , los deterioros cognitivos y funcionales normales y leves; no olvidemos que en 2050 casi uno de cada tres titulares de permisos de conducción tendrá más de 70 años, lo que puede tornar a algunas personas más vulnerables al riesgo en determinadas situaciones. En consecuencia, la formación y mejora continua en conocimientos y competencias a lo largo de toda la vida son totalmente necesarias para mejorar la eficacia de las exploraciones y las posibles intervenciones.

El psicólogo debe plantearse que si no realiza de manera apropiada sus funciones puede tener responsabilidades penales y civiles – comenta el Catedrático en Psicología, haciendo referencia a la responsabilidad social de los Centros de Reconocimiento Médico y de los facultativos que trabajan en ellos – Debido a esta responsabilidad, todos los que forman parte de un Centro han de encontrarse siempre lo mejor capacitados posible para realizar sus tareas. No sabemos hacia donde nos va a llevar el futuro, si los psicólogos de un Centro van a seguir anclados a él o van a ampliar su número de competencias en el ámbito de la Seguridad Vial. El ámbito de problemas relacionados con el mundo Vial en los que puede trabajar un psicólogo bien formado ha ido creciendo: la rehabilitación de conductores que han perdido puntos, el trabajo con delincuentes  que, en cualquiera de las opciones contempladas legalmente desde la última reforma del Código Penal, también abre un importante grupo de opciones para los psicólogos. También cabría destacar lo relacionado con la valoración del daño moral, otro tema hasta ahora muy poco desarrollado y por el cual se está reclamando continuamente desde el Foro Judicial Iberoamericano una mayor precisión, un ajuste de baremos y, sobre todo, una mejor preparación de los psicólogos en todo el tema de atención a las víctimas. Un tema que recientemente ha comenzado a articularse y no sólo de mano de las ONGs o de las propias asociaciones, sino también desde la propia administración y, de nuevo, exigiría profesionales mejor formados en Seguridad Vial.

Por todos estos motivos, reiteramos la matriculación en este Máster que no deja de aumentar la perspectiva profesional de los psicólogos y que, además, proporciona las herramientas necesarias para poder realizar periciales psicológicas: realización de informes periciales en causa civiles, familiares y laborales a petición de abogados o jueces, asesoramiento a profesionales o particulares en causas civiles o penales, así como tareas de mediación.

Finalmente, el profesor Tortosa nos indica que debemos recordar, también, que el código deontológico que nos regula nos obliga a un proceso de reciclaje y formación continua durante toda la vida. Es por ello que desde aquí lo que queremos es animar a la gente a que realice esa actividad en los entornos que considere oportunos pero que, finalmente, no olvide reciclarse y mejorar sus conocimientos, sobre todo, tratando campos tan sensibles socialmente como los que pasan por la acción técnica de los profesionales de los Centros de Reconocimiento Médico.

 

ANEXO: MEMORIAS

  • Memoria Anual del Fiscal Especial de la Seguridad Vial 2010  (Ver PDF)
  • Memoria Anual del Fiscal Especial de la Seguridad Vial 2011 (Ver PDF)
  • Memoria Anual del Fiscal Especial de la Seguridad Vial 2012 (Ver PDF)
  • Memoria Anual del Fiscal Especial de la Seguridad Vial 2013 (Ver PDF)